Implante Prótesis de Gonión | Dr. Sanguino

Prótesis de Gonión

Un rostro de facciones marcadas con un sencillo procedimiento

prótesis de Gonión en Cáceres, prótesis de Gonión en Badajoz, Cirugía Estética en Cáceres, Cirugía Estética en Badajoz, Cirujano Plástico en Cáceres, Cirujano Plástico en Badajoz, Medicina Estética en Cáceres, Medicina Estética en Badajoz, Cirugía Plástica en Cáceres, Cirugía Plástica en Badajoz, Medicina Reparadora

La prótesis de Gonión es un implante indicado para marcar las líneas mandibulares en aquellos pacientes que deseen un rostro con aspecto más afilado y varonil. Esta prótesis de silicona sólida se sitúa sobre los ángulos de la mandíbula, reforzando la cuadratura de la misma, confiriéndole a las facciones mayor recorrido y dureza, ideal para quien desee potenciar la masculinidad de su rostro.

En nuestra clínica son muchos los pacientes que llegan a nuestra consulta queriendo modificar la curvatura de su cara o un aspecto que consideran demasiado aniñado. Para ellos, la prótesis de Gonión en Cáceres y Badajoz es una solución perfecta: la pequeña intervención se realiza bajo anestesia general, después de realizar sendas incisiones en la mucosa de la boca sobre la cara externa de la mandíbula, a la altura de los premolares. Tras la introducción de la prótesis, el cirujano procede a su fijación con un tornillo de titanio y suturando las incisiones iniciales con puntos reabsorbibles.

Esta técnica que ofrecemos en nuestra clínica de cirugía estética en Cáceres y Badajoz es rápida, sencilla y eficaz: dura aproximadamente 1 hora y media y el postoperatorio es veloz. En apenas 4 días el paciente podrá disfrutar de su nuevo aspecto sin ningún signo.

La intervención puede tener algún efecto secundario que el paciente debe conocer. Si no se aplican los cuidados necesarios en el postoperatorio, es posible que exista riesgo de infección y que el músculo masetero se contraiga, produciendo molestia. Para paliar estos efectos, desde clínica Dr. Sanguino recomendamos la aplicación de frío en la zona y una dieta blanda para las primeras 48 horas tras la intervención, con lo que se evitará una sobrecarga de la mandíbula. A su vez, los enjuagues bucales con colutorio antisépticos ayudarán a mantener el área limpia y a prevenir infecciones.