Queiloplastia - Clínica del Dr. Sanguino

Queiloplastia

La queiloplastia es una intervención que persigue armonizar la proporción de los labios superior e inferior entre sí y/o en concordancia con el resto del rostro. Con ello podemos aumentar o disminuir su volumen, según las necesidades específicas de cada caso. A su vez, nos permite corregir alteraciones congénitas o defectos causados consecuencia de un accidente.

Técnica

Queiloplastia de aumento

Dota de volumen a los labios; indicada en personas con los labios de poco grosor y pequeños, aquellos asimétricos o muy adelgazados derivado del envejecimiento fisiológico. Con este fin se inyecta una sustancia de relleno (implante) utilizando una microcánula; la sustancia empleada suele ser ácido hialurónico que pasado un tiempo será reabsorbido por nuestro organismo. El doctor Sanguino realiza además implantes de grasa del propio paciente, o prótesis labiales de Siltex que ofrecen resultados permanentes.

Queiloplastia de reducción

Para reducir el tamaño del labio que es grueso o grande en exceso se realiza una incisión en la porción más inferior e interior del labio consiguiendo una vía de acceso para retirar el tejido sobrante. A efectos visibles, la cicatriz queda oculta en el borde interior del labio. Ofreciendo un nuevo aspecto más natural y acorde de la región bucal.

Queiloplastia correctiva

Son operaciones de mayor transcendencia asociadas a defectos congénitos, como el labio leporino o aquellas que corrigen el daño sufrido tras un accidente o tumor.

Anestesia y duración

Los aumentos o disminución del grosor de labios se realizan con anestesia local, de todos modos, ponemos a elección del paciente que lo desee la posibilidad de ser intervenido con sedación profunda siempre controlado por un anestesiólogo.

En queiloplastias de primera intervención las complicaciones son muy infrecuentes.
A veces en resecciones importantes puede haber una pérdida de sensibilidad transitoria.

El tiempo de quirófano suele ser entre 40 min y 1 hora.

Recuperación

Siempre en domicilio, no requiere ingreso. La inflamación cede en 4 días aproximadamente.

Complicaciones

Infrecuentes, pero cabe mención:

  • Infección: se evita con la profilaxis antibiótica, enjuagues bucales a base de colutorios y antisépticos.
  • Hematoma: Suele reabsorberse en unos días en el caso de que no sea muy cuantioso.